Parece que el blog esté muerto, y cierto es que su actividad es casi nula, pero no quería irme de vacaciones sin desear un feliz verano a todos los que me han seguido durante tanto tiempo. La imposibilidad de aceptar comentarios de los lectores me...