Sé que hace mucho que no escribo en el blog, la vida se me lleva por delante por más buenas intenciones que tenga y propósitos me haga para frenar y embarcarme en el movimiento slow. Pero mañana es 23 de abril, sant Jordi, el día...