Cada vez que termino de escribir un libro me quedo con una sensación de vacío incómoda, de amputación. El final de una novela es un momento de tensión, conforme te acercas y ves cerrarse la historia sientes ―o al menos yo lo siento― el peso...

Quienes me conocen saben que me encanta el cine de los 40 y 50, las películas en blanco y negro de Mankievick, Vidor y Cukor, las primeras en color de Elia Kazan, casi todas las de Ford, las comedias de Wilder… Crecí con ellas, y...