Se acaba el año y, con franqueza, si escribo lo que me pide el cuerpo os pringo a todos. Así que contendré mis impulsos e intentaré hacer un balance más o menos positivo. No soy amiga de airear temas personales, pero solo diré que no...

Tal vez por ser víspera de Noche Buena estoy más «moñas» que de costumbre. De hecho no suelo estarlo, pero es que se han juntado varias cosas que me han dejado ese estado melancólico-triste-esperanzado que suele impregnar las Navidades a partir de ciertas edades. Y...